Cómo preparar un juego de blackjack en casa

El blackjack es sencillamente uno de los juegos de casino más populares en el mundo, gracias a lo fácil que es aprenderlo y jugarlo. Como es un juego tan popular, es una gran elección para aquellos que buscan tener un juego de casino en casa. Ya sea que vayas a hacer una fiesta con temática de casino o solo quieras algo para jugar con tus amigos, esta es la forma de instalar un juego de blackjack en casa.

Equipo

Antes que nada, vas a necesitar algo de equipos para empezar. Después de todo, solo conseguirás tener una basura de juego si no tienes las herramientas necesarias para que sea todo un éxito. Estos son los equipos más importantes que vas a necesitar.

  • Cartas - Bueno, la verdad, ¡esto es bastante obvio! Dependiendo de cómo quieras repartir el juego, necesitarás entre 1 y 6 barajas de cartas. Elige las plastificadas, ya que se dañan menos y son más resistentes a las bebidas derramadas. Además las puedes limpiar cuando hayas terminado de jugar, para que no se peguen o tengan huellas de dedos visibles.
  • Fichas - Para apostar en las manos de blackjack, ¡vas a necesitar fichas! Dependiendo de tu presupuesto, tienes un par de opciones. La primera es fichas de plástico, que son fáciles de limpiar y bastante baratas. Otra alternativa es fichas de arcilla, que son un poco más caras, pero dan una experiencia de casino más auténtica. Asegúrate de conseguir bastantes para que todo el mundo tenga la misma cantidad de fichas en diferentes denominaciones.
  • Mesa de juego - Esto no es esencial, ¡pero es útil! Por supuesto, puedes simplemente jugar en una mesa de comedor o de centro si no quieres invertir en una buena mesa de juego. Sin embargo, si deseas darles a tus huéspedes una experiencia de casino más realista, entonces una mesa de juego sería una gran inversión. También están diseñadas para que el repartidor no tenga que estirarse sobre la mesa y así pueda repartir las cartas o las fichas.
  • Otras cositas - También puedes conseguir otros elementos para mejorar la experiencia de juego de blackjack en casa. Un zapato es algo que puedes usar para guardar un gran número de cartas; útil si estás usando más de 1 baraja. También puedes conseguir un botón de repartidor para que los jugadores en la mesa puedan estar al tanto de quién está repartiendo.

Jugando blackjack en casa

Una vez que tengas todo el equipo, ¡es hora de empezar a jugar! Decide quién va a ser el repartidor y recuerda que el objetivo del juego es vencerlo a él, ¡no a los otros jugadores! Usa tus nuevas fichas para fijar las apuestas y organiza un premio para quien recoja más. Pero no olvides refrescar tus habilidades de blackjack antes de convertirte en anfitrión.